#Redada 18: «Los retos de la impresión 3D»

Mujer Rural: Empleo y Nuevas Tecnologías
15 noviembre, 2012
El Quartet Gerhard gana el Primer Palau
20 noviembre, 2012

#Redada 18: «Los retos de la impresión 3D»

El viernes 16 de noviembre salimos desde Cerezales hacia Madrid para asistir a la #Redada 18 de MediaLab Prado titulada: “Los retos de la impresión 3D”.

 

 

Desde hace unos años, la Fundación apuesta de manera activa por desarrollar actividades relacionadas con la fabricación y las tecnologías abiertas, como por ejemplo, a través de los talleres de Arduino que hemos llevado a cabo con niños (Frikids, Insectos electrónicos o Sensores Interactivos) o los de fabricación artesanal como el reciente taller de cestería.

Nuestra relación con la impresión 3D en concreto comenzó con un taller que ofrecimos a los jóvenes del I.E.S. Pablo Díez de Boñar en colaboración con Ultra-Lab.

Recientemente, hemos adquirido una Makerbot Replicator que vamos a poner a disposición de centros educativos de la zona y que vamos a utilizar para nuestros propios talleres de creación artística, etnoeducación, etc.

Muy pronto, además, abriremos un espacio online que servirá para reflejar nuestro camino y el de otras instituciones e iniciativas relacionadas con la fabricación.

En el debate de esta edición de #Redada, participaron 4 personas de diferentes ámbitos: el arquitecto Edgar González, el abogado Javier de la Cueva, Gustavo Valera, miembro de la empresa Ultra-Lab, y Gustavo Ferrari, de la empresa StereoPrint y miembro de MADfab, iniciativa  para formar un hackerspace vinculado a la fabricación digital.

Desde estos cuatro puntos de vista se debatió sobre si la impresión 3D va a suponer un cambio de paradigma y en qué sentido.

(Imagen de Marilín Gonzálo)

Javier de la Cueva comenzó sacando a relucir los problemas relacionados con la protección de la propiedad intelectual industrial derivados del hecho de  que la  sociedad pueda fabricar sus propias piezas y de que la digitalización de los bienes vaya a traspasar fronteras a través de las telecomunicaciones.

La creación de webs donde se compilan enlaces con instrucciones para imprimir las piezas de fabricantes industriales va a suponer que los bienes van a  tener una configuración cada vez más cerrada, se va a perseguir a los “piratas” de la fabricación y se van a desarrollar tecnologías anticopia.

En concreto se mencionó el repositorio Piratebay y el auge de una corriente de boicot a las empresas que vulneran derechos fundamentales al perseguir a personas que realizan copias de sus productos.

Gustavo Ferreras cuestionó si llegaría el momento en el que todos tuviéramos una máquina de este tipo en nuestra casa y de si eso es realmente necesario. Cuestiona también en sus intervenciones a los llamados gurús tecnológicos que hablan en la red y en este sentido recomienda el artículo de David Cuartielles “No time for heroes”.

Llama a una revolución pero encauzada y le preocupa el nivel de precariedad que asumimos en pos de tener acceso a determinadas cosas, poniendo en valor así el trabajo de ingenieros y diseñadores que trabajan para conseguir los mejores diseños y tecnologías.

Por su parte, Edgar González cree que todos aprenderemos a usar las impresoras 3D igual que tuvimos que aprender a usar las herramientas de bricolaje, sin embargo, apuesta por que no todos tendremos una, sino que estará disponible en muchos establecimientos de las ciudades para su uso público.

Destaca tres ideas fundamentales en torno a la impresión 3D:

el aspecto técnico: tecnología, hardware y software;
el creativo: apuesta por la impresión 3D como plataforma creativa y se plantea si este tipo de creación supone una diferencia con respecto a la creación manual o si es solo una herramienta que extiende nuestras capacidades; y
el social o teórico: se refiere al copyright y a los modelos de opensource que hasta ahora se aplicaban a bienes digitales y no físicos.

Es importante destacar su idea de que la Impresión 3D puede ser una vía para combatir la llamada obsolescencia programada.

En ese mismo sentido, de la Cueva habló de que, de producirse un cambio de paradigma, será en cuatro ámbitos: el político, el económico, el social y el jurídico.

A ello, Edgar González añade el cambio en los medios de producción, que se iniciaron con la artesanía, pasaron a  la producción en serie y ahora llegarían a la hiperpersonalización y a la democratización de los procesos de creación.

Otras ideas que vale la pena destacar del debate organizado por Antonio Delgado en esta #Redada, tienen que ver con el impacto medioambiental de la impresión 3D; la democratización del conocimiento: las posibilidades de usar y crear estructuras y recombinaciones; el potencial disruptivo y el de usar estas máquinas de forma conectada para la creación de sistemas de objetos, para el trabajo en red, para las manufacturas a distancia, etc.

Seguiremos investigando, aprendiendo y difundiendo temas relacionados con la fabricación digital desde la Fundación.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies